Un aporte de la jornada escolar extendida

En esta semana se celebró en el país un Seminario Iberoamericano de Jornada Escolar Extendida con un abundante e interesante programa de conferencias magistrales, paneles, talleres y conversatorios. Se trataron temas que van desde la gestión institucional y estrategias de impacto para los aprendizajes hasta la gestión pedagógica y rol de los directivos en el funcionamiento de la jornada escolar extendida. Todo esto nos lleva al análisis necesario del aporte que hace esta importante estrategia educativa de la actual administración de gobierno.
Particularmente nos parece interesante la vinculación que se hizo con la mejora de la calidad educativa. Es importante señalar que todas las acciones, estrategias y políticas que se implementen deben estar encaminadas a un fortalecimiento continuo del sistema educativo nacional y la mejora de su calidad.
La jornada escolar extendida es una de las iniciativas que la actual administración pública más impulsa. En el marco de una preocupación generalizada por la mejora de la educación dominicana, se presenta dicha política pública como uno de los pilares de esta agenda. La misma forma parte de los cuatro componentes fundamentales de la Estrategia Nacional de Desarrollo y el Plan Plurianual del Sector Público.
La Jornada Escolar Extendida cuenta en el presente año escolar, según datos oficiales, con 2,879 centros educativos y 863,363 alumnos. Esto supone un avance y genera un compromiso para identificar los temas que se deben mejorar y además enfrentar los desafíos y retos que nos quedan por asumir.
Definitivamente estamos viviendo un tiempo de trascendencia en la educación dominicana. Todos los actores del sistema, públicos y privados; así como el gobierno, sociedad civil y empresarios, debemos seguir trabajando para que los resultados de esta iniciativa sea de impacto positivo para la presente y futuras generaciones.