Ciencia y tecnología como factor de desarrollo

En esta semana se celebró en el país el primer congreso estudiantil de investigación científica y tecnológica organizado por el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT) en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Nos parece que dicho evento marca un antes y un después en el desarrollo científico del país.

En diversos informes y estudios de organismos internacionales y centros de pensamiento a nivel mundial se señala que el desarrollo de los pueblos está directamente relacionado con la capacidad que tiene dichas naciones de desarrollar, difundir y aplicar conocimiento a la solución de problemas nacionales y globales. En otras palabras, los países necesitan tener una capacidad científica mínima para poder crear el conocimiento que necesitan para generar bienestar social.

En la conferencia magistral dictada por el Dr. Sixto Incháustegui se mencionaron, entre otras temas, las dificultades que se presentan a la hora de vincular las políticas públicas y acciones gubernamentales con la labora científica. Esto es común a todos los países.

En la República Dominicana se han hecho esfuerzos importantes mediante la implementación de Fondo de Fomento de la Investigación Científica (FONDOCYT), el Plan Estratégico de Ciencia y Tecnología y esfuerzos con congresos antes mencionados. Con dichos instrumentos y acciones se pretende desarrollar la labor científica en el país.

Es importante seguir trabajando para que en el debate público esté cada día más presente la importancia de la ciencia y la tecnología para lograr los objetivos que como país nos hemos planteado. Celebramos el hecho de que se motiven las generaciones jóvenes a participar de manera activa en la ciencia y que aspiren a descubrir y saber más sobre nuestro mundo, el universo y sus leyes.