¿Un billón de dólares?

Si, estimados lectores, parece una suma exorbitante sobre todo para países en vías de desarrollo. Dicho monto representa el compromiso de inversión que ha hecho el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) con sede en Boston, ciudad de Estados Unidos y una de las mejores universidades del mundo, para establecer una escuela de formación e investigación en Inteligencia Artificial.

La inteligencia artificial consiste en el desarrollo de sistemas y softwares que pueden “pensar” y actuar como lo haría un ser humano. Es una de las tendencias tecnológicas más importantes de nuestro tiempo y la causa principal de películas, novelas, series y diversas manifestaciones de miedos colectivos. Las personas piensan que llegará un día en el cual este tipo de tecnologías acabarán exterminando definitivamente a toda la humanidad.

Lo que sí es cierto es que ya estamos usando aplicaciones inteligentes en varias plataformas y sistemas impulsados o creados por compañías como Google y Apple. Muchas de nuestras redes sociales están invadidas por “robots” o softwares que hacen tareas de análisis e implantación de información a requerimiento de empresa y personas.

Desde el auge de la inteligencia artificial al principio de la década del 2010, se ha experimentado una creciente demanda de programadores, profesionales y expertos en dicha área de conocimiento. Por esta razón, las universidades, como lo ha hecho MIT, no podemos dar la espalda a este fenómeno y debemos emprender iniciativas que pueda dar respuesta a las exigencias de la actual sociedad digital en el plano laboral e investigador.

MIT pone el ejemplo y, como casi siempre, sienta las bases de una innovación importante en la oferta académica de las universidades en el mundo. Nuestro país puede también entrar en esta dinámica. Los que podamos aprovechar la presente coyuntura y participar de la economía global, tendremos mayores oportunidades de éxito en un futuro próximo. Mejorar la competitividad implica afrontar los desafíos tecnológicos cuando se presentan.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Leave a Reply
iYour email address will not be published. Required fields are marked *

?You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.