Ideas para el futuro

Me ha llegado por la vía del correo electrónico una interesante convocatoria que el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en colaboración con el Banco Central de República Dominicana, ha hecho a todos los jóvenes universitarios del país. Han puesto en marcha un concurso de ensayos sobre una interesantísima temática denominada “Ideas para el futuro”.

Me parece muy atinado el esfuerzo de invitar al talento joven dominicano a reflexionar con rigor intelectual sobre cuáles son las ideas que pueden asegurar un futuro de verdadero desarrollo integral y sostenible, así como una integración regional que agregue valor a los países de nuestra América Latina.

Este tipo de iniciativas adquieren mayor relevancia cuando podemos constatar que en nuestros países se carece muchas veces de pensadores que puedan reflexionar el porvenir desde una perspectiva latinoamericana. Nuestras realidades particulares deben ser pensadas a profundidad y así producir posibles soluciones a los principales problemas o desafíos que enfrentamos en lo económico y social.

Me atrevo a sugerir que ningún esfuerzo serio de reflexión puede dejar de lado los avances científicos y tecnológicos experimentados en las últimas décadas. Nuestras naciones, ciudades y ciudadanos viven en una cuarta revolución industrial que ha ido transformando de manera radical nuestros estilos de vida. Apoyar, fomentar y desarrollar al más alto nivel nuestra capacidad de generación de innovaciones de base tecnológica es un elemento clave a la hora de proponer caminos que debemos seguir en el futuro próximo.

Nunca olvidemos que nuestro futuro será soportado por tecnologías que impulsan un nuevo orden a escala planetaria. Sepamos aprovechar las oportunidades que se crean gracias al talento humano. Siempre fomentemos una tecnología con rostro humano.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Robótica como medio para inspirar a los jóvenes

Las diferentes universidades, centros de estudio y pensamiento han analizado las tendencias en la demanda futura de profesionales en el mundo. Dicha realidad está caracterizada por la cuarta revolución industrial. Robert Schwab, director ejecutivo del Foro Económico Mundial, acuñó dicho concepto que dice consistir en una nueva era donde las tecnologías emergentes son la infraestructura base de los sistemas industriales y el estilo de vida humano. Nos podríamos preguntar, ¿cuáles son las profesiones que garantizan un mayor aprovechamiento de las oportunidades que genera la era en que vivimos y pueden ofrecer un mejor futuro a los jóvenes de hoy?

Los estudios producidos por los centros de pensamiento antes mencionados demuestran que los adelantos en la robótica, la inteligencia artificial y las tecnologías de la información y comunicación (TIC) causarán que el 47% de los empleos de hoy de modifiquen o desaparezcan. Pero también supone la creación, en igual número o superior, de nuevos puestos de trabajo. Para cubrir esa demanda creciente, se necesitan programas de formación que se enfoque en dar respuesta a las tendencias tecnológicas imperantes y una constante llamada a los jóvenes para que participen de dichas carreras.

En este sentido, debemos reconocer el trabajo que se realiza desde el Ministerio de Educación con los programas de Robótica Educativa y Niñas en las TIC. Ambos son ejemplos de programas que pueden inspirar a las futuras generaciones para que se animen por el estudio de las ciencias y las tecnologías. Debemos reconocer que en la actualidad no son muchos los que hacen carreras relacionadas con la ingeniería y la técnica. Es por eso que se deben fomentar con mayor enfoque las iniciativas tendientes a aumentar la cantidad de jóvenes que estudien las llamadas carreras del futuro.

Nuestro país necesita continuar con estos proyectos y aumentar la intensidad de los mismos. Debe ser un compromiso de todos y todas. Solo así podemos seguir construyendo una nación moderna e inclusiva. ¡Adelante!

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR