Rector de ITLA visitará el Vaticano junto a Líderes católicos latinoamericanos

Hacia La Formación De Una Nueva Generación De Católicos

Latinoamericanos En Política

Veintiséis jóvenes líderes católicos latinoamericanos visitarán el Vaticano, entre ellos el Rector del Instituto Tecnológico de las Américas ITLA y Secretario General del Grupo Santo Tomás Moro José Armando Tavarez, como parte de un programa de Post Diplomado en Doctrina Social de la Iglesia organizado por la Pontificia Comisión para América Latina de la Santa Sede y la Academia Latinoamericana de Líderes Católicos.

Los participantes son parte de un programa intensivo de formación iniciado desde hace seis meses y que concluye con una semana en Roma donde se encontrarán con los máximos referentes del pensamiento social de la Iglesia actualmente, que lleva por título: “Doctrina Social de la Iglesia y Compromiso Político en América Latina –Por una nueva generación de católicos latinoamericanos en política-“.

El programa, que busca “formar a futuras generaciones de dirigentes políticos y sociales latinoamericanos” a la luz del Magisterio de la Iglesia y en especial del pontificado del Papa Francisco, reúne a 26 políticos jóvenes seleccionados de todo el continente que tendrán encuentros con los más altos miembros de la jerarquía vaticana, como el secretario de Estado Pietro Parolin. Se espera que el post-diplomado culmine con un encuentro con el Santo Padre Francisco.

Entre el plantel docente que trabajarán con los seleccionados durante una semana completa están el Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos; además Guzmán Carriquiry Lecour, Secretario encargado de la Vicepresidencia de la Comisión Pontificia para América Latina; el director de “La Civilta Cattolica”, la revista cultural más antigua de Italia, Antonio Spadaro SJ, el flamante director editorial de la comunicación vaticana, Andrea Tornielli; los Ex Ministros de Estado Italianos Rocco Buttiglione y Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio; y Monseñor Vincenzo Paglia, Postulador de la Causa de Canonización de Monseñor Oscar Romero y Presidente de la Pontificia Academia para la Vida.

Dentro de las temáticas que se abordarán se encuentran las fuentes del pensamiento del Papa Francisco, las líneas fundamentales de su Magisterio, la Iglesia frente a los grandes desafíos civilizatorios y el cambio de época, la geopolítica de la misericordia y la cultura del encuentro en América Latina, la inculturación del Magisterio de Francisco en América Latina y las claves para una formación de una nueva generación de católicos en política, entre otros temas de altísima relevancia hoy día.

En el grupo de participantes seleccionados se encuentran jóvenes políticos diversas profesiones y sensibilidades, aparecen entre otros la gobernadora de Arequipa, Perú, Yamila Osorio  Delgado; la Ministra del Consejo Nacional Anticorrupción de Honduras, Gabriela Castellanos; los diputados chilenos –de distintas filiaciones políticas- Miguel Calisto Águila y Guillermo Ramírez Diez.

También participarán el Miembro titular del Consejo Provincial de Ordenamiento Territorial de Mendoza, Argentina Alberto Mendoza, el diputado brasileño Carlos Matos  y la Fundadora de Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, Micaela Hierro Dori; entre otros.

La Academia de Líderes Católicos es una obra interinstitucional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Finis Terrae y Universidad San Sebastián; todas instituciones educativas chilenas.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

La inteligencia artificial aplicada a la educación

La inteligencia artificial es una realidad presente en la vida cotidiana. Sin darnos cuenta, manejamos programas informáticos que incorporan algoritmos inteligentes que nos ayudan en nuestras tareas diarias. Varios dispositivos, como los teléfonos inteligentes, incorporan softwares que permiten el reconocimiento de la voz, la analítica de textos u otras funciones propias del mundo cibernético e inteligente.

Al reflexionar sobre los avances tecnológicos que han surgido en los últimos tiempos, podemos hacernos la siguientes pregunta: ¿Puede la inteligencia artificial ser aplicada a la educación y en consecuencia mejorarla? ¿Es la inteligencia artificial una amenaza o representa un gran avance para la humanidad?

Un estudio de la Universidad de Stanford señala que “la realidad virtual, el aprendizaje adaptativo o la analítica del aprendizaje serán habituales en las aulas dentro de quince años”. Es decir, muchas plataformas de educación en línea y otras que acompañan el proceso de aprendizaje incorporarán modelos de inteligencia artificial que van a desarrollar mejores modelos pedagógicos y de seguimiento educativo.

Según ese estudio, la realidad virtual, el aprendizaje adaptativo, la analítica del aprendizaje (learning analitycs) y la enseñanza online serán habituales en las aulas en tan solo quince años. Todas estas nuevas áreas tienen como soporte los algoritmos de inteligencia artificial que son capaces de analizar y generar patrones a partir del procesamiento analítico de los datos.

La realidad actual nos permite concluir que estamos viviendo en la era de la inteligencia artificial. Debemos aprender las formas más idóneas que nos permitan aprovecharla para generar mejores condiciones de vida para la gente. Nunca tengamos miedo a los avances científicos y tecnológicos. Procuremos que los mismos estén al servicio de la humanidad.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Tecnologías para mejorar la seguridad

Los expertos en desarrollo humano han aceptado el hecho de que todo avance en la calidad de vida de la gente implica también otros desafíos. Una sociedad más moderna enfrenta nuevas amenazas en diferentes aspectos. Por ejemplo, en el tema de seguridad ciudadana se dan nuevas realidades fruto de las desigualdades y otros aspectos que provoca un crecimiento económico generalizado. De frente a ésta realidad, las tecnologías ofrecen posibilidades que permiten enfrentar las situaciones de inseguridad. Podemos mencionar varios ejemplos que ilustran la aplicación de las plataformas tecnológicas a la solución del problema.

Por un lado, en el área de la vigilancia ciudadana hay muchas herramientas que permiten hacer supervisión de los hechos en diferentes áreas urbanas. Además existen diversos programas informáticos de reconocimiento facial y geolocalización que nos ayudan a llevar una trazabilidad de elementos sospechosos y potenciales amenazas a la seguridad de las personas en un barrio, sector, pueblo o ciudad.

También es importante señalar que el mundo digital supone también grandes retos. Existen amenazas digitales difíciles de detectar y prevenir. La buena noticia es que contamos con profesionales capacitados y organismos públicos o privados que se encargan de combatir este nuevo flagelo que es propio del siglo XXI.

En definitiva, todos necesitamos sentirnos seguros para poder vivir según estándares mínimos de calidad. Los seres humanos requieren garantías que le aseguren un mínimo de seguridad a la hora de realizar sus actividades cotidianas. Cada persona necesita sentir que puede salir de sus casas sin la amenaza de ser agredido, violentado o amenazado. Es por eso que las sociedades deben construir políticas publicas, acciones y proyectos que mejoren los ambientes humanos con un enfoque en seguridad ciudadana.

Para lograr todo lo mencionado, recomendamos que aprovechemos las tecnologías y, apliquemos en todas las propuestas y soluciones el uso intensivo de las mismas. Nunca debe faltar el enfoque tecnológico de la seguridad. Con esto garantizamos una sociedad más segura.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Innovación y competitividad en el sector tecnológico

Al iniciar el año nos embarga un sentimiento de optimismo al saber que el gobierno ha dedicado el año a la innovación y a la competitividad. Los países no pueden lograr niveles de desarrollo que impacten positivamente la vida de las personas sin innovar para competir mejor en el mercado global. Dentro de un amplio abanico de sectores donde propulsar dicha innovación, nos parece que el tecnológico es un pilar fundamental para mejorar de manera significativa nuestra competitividad.

Una de las claves fundamentales de la innovación tecnológica es la educación. Hay una relación directamente proporcional entre el nivel educativo de los ciudadanos y el nivel de competitividad país. Dentro de los diferentes tipos y niveles educativos, la educación técnica y tecnológica es la que mejores empleos produce.

También es importante apoyar el emprendimiento en todas su facetas. Con respeto al tipo de emprendimiento tecnológico hace falta el fortalecimiento de todo el sistema de innovación y emprendiendo con el apoyo de grandes actores nacionales como la Asociación Nacional de Jóvenes de Empresa (ANJE) así como el Viceministerio de Industria y Comercio para apoyo a las PYMES.

Por último, es importante ampliar el marco legal para el fomento de la innovación tecnológica. Ya existen varias leyes y decretos. Quizás estamos en una oportunidad de oro para reorganizar todo el andamiaje legal actual. Se que desde varios ministerios se están haciendo esfuerzos en este sentido. Debemos continuar con dichos trabajos.

En definitiva, estamos en un buen momento a nivel nacional. El motor que impulsa la competitividad nacional es la innovación. La innovación tecnológica entendida como la capacidad de crear nuevos productos y servicios, mejorar los procesos y mejorar los servicios públicos. Con una efectiva alianza pública y privada podemos lograrlo. ¡Enhorabuena para todos en este año de la innovación y la competitividad!

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Predicciones tecnológicas con sentido apocalíptico

Al leer o escuchar algunos comentarios me pregunto si hemos sido influenciados de manera excesiva por las grandes películas. Muchas personas han visto en televisión y en el cine producciones audiovisuales que presentan un escenario futuro fatídico donde se produce el fin del mundo como resultado de alguna invención tecnológica que se sale de control y acaba con la especie humana. Es por eso que algunas tendencias tecnológicas actuales pueden causarnos temor. Una de ellas es la inteligencia artificial.

La inteligencia artificial es una de las grandes transformaciones digitales de nuestro tiempo. La misma cambiará radicalmente el mundo en que vivimos. Toda innovación tecnológica debe pasar diferentes etapas antes de ser aceptada y asimilada por la población en general. Lo mismo pasará con la inteligencia artificial.

Los esfuerzos que hacen los científicos e investigadores tecnológicos en reproducir algunas características de la inteligencia humana a través de plataformas y aparatos tecnológicos busca mejorar las condiciones de vida de la gente. Solo deben imaginar la gran cantidad de tareas operativas que no dignifican la condición humana que se asignarán a las máquinas inteligentes. Los seres humanos estamos creados por Dios para cosas mejores.

Es cierto que muchos trabajos desaparecerán. Sin embargo, se crearán otros puestos laborales que pondrán acento en las capacidades que nos hacen más humanos. Los empleos que demanden un uso intensivo de la creatividad, la innovación, la capacidad de solución de problemas y la toma de decisiones serán los trabajos del futuro. Como siempre pasa, tendremos nuevas realidades que cambiarán para mejor el mundo en que vivimos.

Ciertamente no todo es color de rosa. Hay amenazas que crean las innovaciones y por eso debemos siempre abordar el tema tecnológico con criterio humano. La tecnología está llamada a tener rostro humano. Debe de aplicarse para solucionar los problemas sociales de la especie humano. Solo así tendría sentido crear nuestras realidades. La innovación tiene como objetivo fundamental construir un futuro mejor para todos y todas.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

La inteligencia artificial aplicada a la gestión de calidad

En una encuesta realizada por Pew Research Center, centro de estudios dedicado a analizar diversos temas de tendencias tecnológicas e internet, se ha comprobado que en la actualidad más del 80% de los ejecutivos piensa que la Inteligencia Artificial (IA) impactará de manera positiva sus negocios. Lo cierto es que vivimos en tiempos donde la IA adquiere una creciente importancia estratégica para diversos sectores de la sociedad.

Alguno podrá preguntarse de qué manera logrará transformar a las organizaciones dicha tendencia tecnológica. Lo lógico es que toda organización que quiera alcanzar sus metas identifique las formas en que la aplicación de estas tecnologías emergentes pueden solucionar sus problemas concretos. Considero que las instituciones tienen diversas maneras o vías para llevar a cabo tan importante tarea. En este sentido se debe tomar en cuenta áreas estratégicas como el servicio al cliente y optimización o mejora de procesos.

En primer lugar, en la atención al cliente existe una tecnología llamada chatbots que logra recopilar información del cliente y a parir de las mismas crear diversos modelos de seguimiento y respuesta personalizada a los clientes o ciudadanos.

También puede ser utilizada la IA para mejorar los sistemas de ciberseguridad que deben proteger de manera eficiente y eficaz nuestras organizaciones. Un análisis constante de los ataques cibernéticos y un plan de respuesta a partir de estos patrones garantiza mayor capacidad de resistencia a este creciente flagelo tecnológico.

Por otro lado se puede aplicar dicha tecnología exponencial al área de gestión. Muchos de los sistemas de inteligencia de negocios están aplicando IA para construir mejores modelos predictivos tanto en el plano financiero como de operaciones y así garantizar que los lideres puedan tomar mejores decisiones gerenciales.

En fin, lo cierto es que vivimos en un mundo donde impera una revolución tecnológica a escala planetaria. Nuestras organizaciones deben abrirse al cambio y saber transformarse digitalmente. No hay posibilidades de éxito dando la espalda a lo que hoy es una realidad. La transformación digital ha llevado para quedarse.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Nuevos retos en el ecosistema tecnológico nacional

En la República Dominicana existe un espacio diseñado para potenciar el sector tecnológico nacional. Esta institución se conoce por el nombre de Cámara Dominicana de las Tecnologías de la Información y Comunicación (CámaraTIC).

La Cámara TIC tiene la misión, como lo expresan sus estatutos, de “promover y desarrollar el sector de las tecnologías de la información y comunicación, para lograr su inserción en la maquinaria productiva del país, su acceso a la pequeña y mediana empresa y a todos los sectores de la población dominicana”. En sus nueve años de existencia, ha realizado varias actividades, eventos y procesos que han permitido ir construyendo una representación sectorial en diferentes espacios de la cotidianidad dominicana.

A partir de esta semana, tenemos el honor de servir al ecosistema tecnológico nacional desde la presidencia de este importante organismo. Con gran ilusión, compromiso y capacidad de trabajo, asumimos el reto de conducir a la CámaraTIC por una nueva etapa de crecimiento sobre los logros alcanzados hasta el momento.

Lo que pretende esta nueva gestión es ayudar al desarrollo de la marca país como proveedores de tecnología de la información y comunicación (TIC) de alta calidad según los requerimientos del mercado global, potenciar el uso intensivo de las TIC como herramientas al servicio del desarrollo nacional y garantizar un clima saludable de inversión y negocios que permita la generación de empleos y emprendimientos tecnológicos de alto valor, sobre la base del talento nacional.

Nuestro compromiso es con el desarrollo humano, integral y sostenible de todo el pueblo dominicano. En una sociedad global del conocimiento es evidente para todo el liderazgo nacional que las TIC son las herramientas idóneas para realizar un verdadero proyecto de nación. Sabiendo que no estamos solos en esta nueva e importante tarea, reafirmas nuestro compromiso con nuestro querido país y con todo el pueblo dominicano.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

José Armando Tavarez es el nuevo presidente de la Cámara TIC

Juramentan nueva directiva para el período 2018-2020

SANTO DOMINGO. – La Cámara Dominicana de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (CÁMARA TIC) presentó este miércoles a su nueva directiva para el periodo 2018-2020 que estará presidida por el ingeniero José Armando Tavarez, rector del Instituto Tecnológico de las Américas ITLA.

La nueva directiva fue juramentada por la pasada presidenta Lic. Rosario Sang y está integrada además por Mite Nishio, primer vicepresidente; Ángel Hernández, segundo vicepresidente; Jimmy Rosario, secretario; Arturo López, tesorero y José Alfredo Rizek junto a Carmen Londina Santana como vocales.

Directiva Cámara TIC
Directiva Cámara TIC

En su discurso de toma de posesión, el nuevo presidente de Cámara TIC expresó que durante su gestión se enfocará en desarrollar la marca país como proveedora de tecnología de la información y comunicación de alta calidad, acorde con los requerimientos del mercado global y potenciar el uso intensivo de las TIC como herramientas al servicio del desarrollo nacional.

Tavarez explicó además, que el trabajo de la nueva directiva se basará en garantizar un clima de inversión y negociación saludable que permita la generación de empleo y emprendimiento tecnológico de alto valor, sobre la base del talento nacional.

La Cámara TIC tiene la misión de promover y desarrollar el sector de las tecnologías de la información y comunicación, para lograr su inserción en la maquinaria productiva del país, su acceso a la pequeña y mediana empresa y a todos los sectores de la población dominicana.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

¿Un billón de dólares?

Si, estimados lectores, parece una suma exorbitante sobre todo para países en vías de desarrollo. Dicho monto representa el compromiso de inversión que ha hecho el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) con sede en Boston, ciudad de Estados Unidos y una de las mejores universidades del mundo, para establecer una escuela de formación e investigación en Inteligencia Artificial.

La inteligencia artificial consiste en el desarrollo de sistemas y softwares que pueden “pensar” y actuar como lo haría un ser humano. Es una de las tendencias tecnológicas más importantes de nuestro tiempo y la causa principal de películas, novelas, series y diversas manifestaciones de miedos colectivos. Las personas piensan que llegará un día en el cual este tipo de tecnologías acabarán exterminando definitivamente a toda la humanidad.

Lo que sí es cierto es que ya estamos usando aplicaciones inteligentes en varias plataformas y sistemas impulsados o creados por compañías como Google y Apple. Muchas de nuestras redes sociales están invadidas por “robots” o softwares que hacen tareas de análisis e implantación de información a requerimiento de empresa y personas.

Desde el auge de la inteligencia artificial al principio de la década del 2010, se ha experimentado una creciente demanda de programadores, profesionales y expertos en dicha área de conocimiento. Por esta razón, las universidades, como lo ha hecho MIT, no podemos dar la espalda a este fenómeno y debemos emprender iniciativas que pueda dar respuesta a las exigencias de la actual sociedad digital en el plano laboral e investigador.

MIT pone el ejemplo y, como casi siempre, sienta las bases de una innovación importante en la oferta académica de las universidades en el mundo. Nuestro país puede también entrar en esta dinámica. Los que podamos aprovechar la presente coyuntura y participar de la economía global, tendremos mayores oportunidades de éxito en un futuro próximo. Mejorar la competitividad implica afrontar los desafíos tecnológicos cuando se presentan.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Educación “líquida”

El filósofo polaco Zigmunt Bauman, autor del concepto de ‘modernidad líquida”, se ha hecho famoso al hacer un análisis profundo e interesante de la realidad en la que vivimos. Afirma que nuestro tiempo actual está caracterizado por la “volatilidad”, “incertidumbre” y la “inseguridad”. Estos fenómenos también podemos encontrarlos en la educación.

La era digital ha producido una verdadera metamorfosis en los procesos pedagógicos a todos los niveles del sistema educativo. Como un ejemplo de esto podemos mencionar el sector de la educación superior donde existe una tendencia a la “virtualización”. Las universidades del mundo están aplicando tecnológica de la información y comunicación (TIC) de manera intensiva. Los procesos administrativos, así como los de enseñanza y aprendizaje, han cambiado radicalmente. Nos podríamos preguntar: ¿Qué efecto produce esto en la educación?

En primer lugar, un nuevo tipo de estudiantes. Los jóvenes que asisten a las universidades esperan resultados inmediatos. No le encuentran sentido a las formas tradicionales de aprendizaje. Lo que pueda decirle un profesor en el aula, ¿acaso no lo podemos encontrar en internet?

En segundo lugar, los profesores tienen nuevos e importantes desafíos. La aplicación de las TIC deben hacerlo con sentido creativo e innovador, buscando aprovechar en su docencia nuevas tecnologías como la robótica, inteligencia artificial, ciencia de los datos, internet de las cosas, así como el aprendizaje movil y en línea. También en el mundo de la investigación hay nuevos retos. La producción científica puede encontrarse en gran cantidad, publicada en formato abierto y difundida a través de internet.

Y por último, las instituciones y sus líderes están obligados a repensar la universidad desde una óptica digital. El tiempo y espacio universitario se vuelve semipresencial. Los profesores y estudiantes esperan invertir menos tiempo en aulas y más tiempo en laboratorios, talleres y en el ciberespacio. En definitiva, el mundo es cambiante, volátil y veloz. Estamos a la distancia de un clic de todo el conocimiento humano gracias al Internet.

Se puede afirmar como Bauman que la “educación es víctima de la modernidad líquida”. Todo se hace inestable esperando la próxima innovación disruptiva que seguirá cambiando nuestro mundo. La educación es un elemento más en esta sociedad “líquida” que muchas veces necesita de una inteligencia “sólida” para aprovecharla mejor.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR