Las mujeres en las TIC

Por el rol que me toca desempeñar en la educación dominicana, tengo que participar en entrevistas realizadas por diversos medios de comunicación. En dichos momentos, respondo a varias preguntas que gentilmente me hacen los comunicadores, encargados de programas o medios comunicacionales. Una de las preguntas más frecuentes es la relacionada con la presencia de las mujeres en las carreras tecnológicas. La realidad es que son muy pocas.

En el mundo experimentamos un fenómeno que ha sido estudiado por muchos años. Las mujeres, contrario a los hombres, tienden a realizar ciertas carreras de educación superior en detrimento de otras. Su presencia en ingenierías y tecnologías es mínima. ¿A qué obedece esta realidad?

Una de las causas que los especialistas identifican como principal consiste en el estereotipo cultural con que se van formando las mujeres desde que son niñas. Esto quiere decir, que el ambiente y las orientaciones directas e indirectas de sus tutores o guías, influyen en la toma de decisiones de las chicas a la hora de elegir carrera o hacer su elección vocacional.

En este sentido, es importante señalar que el proceso de discernimiento sobre la propia vocación debe de realizarse en un marco de plena libertad. Las personas deben tener total libertad a la hora de elegir que quieren estudiar y a que quieren dedicarle su vida. Más sin embargo, debe darse un acompañamiento pertinente en el proceso, por personas que puedan ejercer influencia positiva y una guía experta.

Hay muchos programas nacionales e internacionales que hacen una especie de acompañamiento, ayudando a las chicas a descubrir su vocación y a pensar que las ingenierías también son profesiones para ellas.

El Ministerio de la Mujer, Despacho de la Primera Dama, la Vicepresidencia de la República, el CIPAF y otras organizaciones, han implementando campañas y programas que permiten fomentar la equidad de género en el campo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Felicitamos todos estos esfuerzos nobles y bien estructurados, que aseguran un incremento de la participación de la mujer en el campo tecnológico. Termino diciendo la frase que se acuñó en la campaña implementada, en su momento, por el CIPAF:” las TIC también son cosas de mujeres”.

Por: Ing. José Armando Tavárez Rodríguez

Twitter: @JTavarezR

Un sistema de educación superior al servicio de la gente

En días pasados, se celebró en la República Dominicana un seminario internacional donde se analizaron las principales tendencias globales en materia de Educación Superior, Ciencia y Tecnología. Se abordaron temas relativos a la situación actual de la educación superior en América Latina y el Caribe, también sobre la “virtualización” o incorporación de las TIC en las universidades y finalmente, las mejores prácticas para estimular el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la región. Esta primera experiencia es un paso importante que se realiza en la dirección de actualizar la ley 139-01 sobre educación superior, ciencia y tecnología, para que de este modo podamos seguir construyendo un mejor sistema científico y tecnológico en nuestra nación. Al finalizar dicho seminario hemos podido tener como resultado algunas lecciones.

En primer lugar, es fundamental que asumamos como sociedad el compromiso de garantizar el acceso equitativo e inclusivo de todos los jóvenes a los niveles más altos de la educación. Es importante que exista un marco legal que garantice el derecho que tenemos todos y todas de recibir una educación de calidad, en igualdad de condiciones, que permita eliminar la desigualdad social y ayudar en el camino de un mayor desarrollo científico y tecnológico.

Un segundo punto a tomar en cuenta es que los tipos y modalidades de universidades y programas de educación a nivel superior son variados y cambiantes. Debemos transformar las instituciones de educación superior para que respondan a los requerimientos de los estudiantes del siglo XXI sobre la base de las nuevas formas de aprendizaje, enseñanza, creación del conocimiento y su correspondiente difusión.

Y por último, es fundamental establecer claros mecanismos de incentivos que nos permitan financiar los proyectos e iniciativas de investigación, desarrollo, innovación, ciencia y tecnología, así como los correspondientes procesos de desarrollo del capital humano, debidamente preparados para tales fines.

La consigna nacional debe ser la de comprometernos con una educación superior de calidad, para todos y todas, y que el aprendizaje sea para toda la vida con enfoque de equidad e inclusión. Esta es la agenda 2030, a nivel internacional y nacional, que nos permitirá construir un mejor país para la presente y las futuras generaciones.

 

Por: Ing. José Armando Tavarez, MBA, PhD (c)

Twittear: @JTavarezR

Facebook/JTavarezR

Demanda creciente de profesionales tecnológicos

 

La era de la información y el conocimiento se caracteriza por la importancia estratégica que tiene el desarrollo del talento humano en los sectores productivos. Las herramientas digitales y tecnológicas se constituyen en base fundamental del desarrollo de los pueblos en el siglo XXI. Una industria fundamental de esta nueva economía digital es el sector de las tecnologías de la información y comunicación (TIC).

En muchos países se cuenta con planes estratégicos de capacitación tecnológica que contempla satisfacer la demanda en crecimiento de profesionales especializados en las áreas de TIC. Para que un país, sociedad, ciudad o sector pueda ser más competitivo, debe contar con buenos desarrolladores de software, soportes técnicos, gerentes de proyectos tecnológicos, expertos en redes, especialistas en ciberseguridad, analistas de datos, gurús de la comunicación digital y demás áreas del saber tecnológico mundial.

Para lograr la importante meta de la capacitación y formación del talento tecnológico se necesita el trabajo conjunto del sector privado, público y la academia. Las instituciones educativas deben estar cerca del aparato productivo nacional y definir sus ofertas académicas de acuerdo a las necesidades de la sociedad. El proyecto República Digital, en todos sus componentes, es una gran oportunidad para alcanzar tan importante objetivo.

Entendemos que para satisfacer la demanda creciente de profesionales en TIC necesitamos aumentar la oferta de carreras e instituciones que formen en este sector. También debemos motivar desde los primeros años de formación a los niños y niñas en las áreas de ciencia, tecnología, matemáticas e ingenierías. Estas son las disciplinas que fomentan la innovación y la creatividad que permiten garantizar mayores niveles de competitividad global en naciones como la nuestra.

Por: Ing. José Armando Tavarez, MBA, PhD (c)

@JTavarezR

Mejores plataformas de tecnología educativa 

La tecnología, como hemos dicho anteriormente, ha impactado todos los aspectos de la vida humana. Las formas de comunicarse, hacer negocios o trabajar, han cambiado radicalmente. La tecnología también ejerce especial influencia en la forma en que nos educamos. Es por eso que una de las disciplinas de mayor importancia y crecimiento es la tecnología educativa.

La tecnología aplicada a la educación es la forma en que expertos aplican las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) a los procesos de enseñanza y aprendizaje. Las TIC son base fundamental de cambio y elemento disruptivo en la educación mundial. Así como la introducción de la pizarra supuso un cambio en el aula y la forma de enseñar en ella, podemos decir que las TIC transforman radicalmente la forma que enseñamos cuando las usamos de manera intensiva.

Por ejemplo, la plataforma YouTube ocupa el primer lugar en los rankings de herramientas de tecnología educativa. Dicha plataforma contiene miles de videos tutoriales en prácticamente todos los aspectos de la vida humana. Puedes encontrar videos educativos que te enseñan matemáticas, como bailar, cocinar y hasta tejer. Es impresionante la extraordinaria oportunidad que ofrece, desde el punto de vista de estrategia pedagógica, este tipo de plataformas. Les invito a intentarlo. Piensa en algo que te interese aprender y entra en la página de YouTube y, mediante el buscador, pon el nombre de la habilidad que quieres desarrollar. Es muy probable que encuentres lo que buscas. Esto quiere decir que puedes escuchar y ver un video de veinte minutos, con una explicación de un experto del tema que quieres aprender, totalmente gratis. Esto es una verdadera democratización del conocimiento y acceso abierto a la educación en el siglo XXI.

En el contexto nacional, debemos trabajar en estrategias de apropiación tecnológica que nos permitan aprovechar esta y otras herramientas que ya poseen contenidos y ayudas pedagógicas para profesores, estudiantes y técnicos educativos. Estamos en el momento oportuno para incorporar la tecnología educativa, de manera plena, en el sistema educativo dominicano.

Por: Ing. José Armando Tavarez, MBA, PhD (c)

Twittear: @JTavarezR

Facebook/JTavarezR

Educación tecnológica para todos

La educación formal que tenemos en la actualidad es una realidad de los últimos siglos en la historia de la humanidad. Ciertamente, en la antigüedad existían academias dedicas a formar, en las artes y conocimientos de la época, a un grupo selecto de personas pero no existía un concepto de educación universal o educación para todos. Las conquistas que como sociedad mundial hemos experimentado en los últimos años nos han permitido garantizar a la población general un nivel educativo mínimo.

La aspiración de toda sociedad desarrollada es que al menos la población esté alfabetizada y tenga un nivel de escolaridad que le permita ser productivo en un mundo cambiante y en crecimiento. En prácticamente todas las constituciones de las diferentes naciones de la tierra la educación es considerada un derecho fundamental y por tanto es deber del estado garantizarla a todos sus ciudadanos.

En adición a esta realidad, consideramos que nuestros países deben hacer esfuerzo para garantizar los niveles educativos superiores entre los que se encuentra el de la educación técnica y tecnológica.

La educación tecnológica es cada vez más necesaria en un mundo altamente tecnológico. Establecer mecanismo que amplíen las posibilidades de formar más y mejores profesionales en el campo de la tecnología de la información y comunicación (TIC) es una necesidad estratégica para cualquier país.

La educación en TIC genera empleo de alto valor y emprendimiento innovador. Las carreras profesionales de mayor demanda y crecimiento son las relacionadas con tecnología. Apoyar a que nuestros ciudadanos accedan a educación tecnología de calidad es una prioridad nacional. Continuemos ampliando las posibilidades de esta formación y capacitación tan valiosa en nuestro mundo digital.

Por: Ing. José Armando Tavarez, MBA, PhD (c)

Twittear: @JTavarezR

Facebook/JTavarezR

Tecnologías para el aula 

En nuestro país vivimos momentos importantes de cambio y transformación. Con la aplicación de la ley general de educación en lo que respecta al presupuesto anual de un 4% del producto interno bruto (PIB), se están iniciando transformaciones importantes para el nivel de educación preuniversitaria. Además del crecimiento en infraestructura y el inicio de la aplicación de la nueva norma de formación docente, el país cuenta con el proyecto República Dominicana Digital que supone una gran oportunidad para el sistema educativo nacional mediante un uso intensivo de las tecnologías de la información y comunicación en el aula. Para lograrlo, entendemos que se pueden aplicar las siguientes estrategias.
En primer lugar, debemos formar y capacitar a nuestros maestros en el diseño e implementación de nuevas estrategias pedagógicas basadas en tecnología. No basta con saber usar equipos y programas informáticos. Debemos acompañar a nuestros docentes en la importante labor de incorporar las TIC en su pedagogía.
Además, es importante enfocarnos en los contenidos educativos digitales. La existencia de currículos gratuitos y fáciles de adaptar a la realidad dominicana debe ser siempre nuestra preferencia. También hay una serie de herramientas, como por ejemplo YouTube, con un amplio catálogo de aplicaciones en el ámbito educativo.
Un elemento importante es que la mayor inversión en una estrategia de incorporación de TIC en el aula no debe ser en equipos. Nuestro mayor esfuerzo debe estar orientado a la formación de los maestros y a la reutilización inteligente de los contenidos y tecnologías existentes. Siempre se deben preferir las herramientas tecnológicas gratuitas y de calidad.
En fin, una buena práctica pedagógica en el uso intensivo de TIC en el aula dominicana. Sabemos que con República Digital y la aplicación del 4% se tendrá mayor empeño en priorizar dichas tecnologías para los próximos años de la educación dominicana.

José Armando Tavarez expone sobre TIC y formación docente

José armando Tavarez

El rector del Instituto Tecnológico de Las Américas (ITLA) y Presidente de la Asociación Dominicana de Rectores de Universidades (ADRU), José Armando Tavarez, expuso el tema “Tecnologías como apoyo y calidad de la labor docente” durante el Congreso Internacional sobre perspectivas de la formación de docentes auspiciado por el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP).

Este congreso que se llevó a cabo en el Hotel Barceló Santo Domingo, reunió a los máximos representantes del sistema educativo dominicano, y a especialistas de las instituciones de formación técnico profesional de cuatro países de Centroamérica y el Caribe.